En la era de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) la frase recurrente de información es poder es ambigua ante la cantidad de datos que circulan en este mundo globalizado y que, si la fuerza de gravedad ejerciera atracción sobre ella, probablemente pesaría más que el planeta Tierra.

Por eso no debemos conformarnos con decir que “saber es poder”, sino ahondar en qué tipo de información, cuándo, quién, por qué y a qué precio. No basta con tenerla: lo que verdaderamente importa es qué hacemos con ella.

Y tampoco basta con almacenarla. Sí, es importante, pero cuando la clasificamos y la ordenamos con objetivos específicos, cuando sabemos dónde están lo datos que requerimos yo no perdemos tiempo buscando, el poder la información crece.

Por supuesto, como ya dijimos, estamos hablando de grandes cantidades de información, o sea, Big Data, que también quiere decir “Big Solution”; ¿o no dice otra frase común que “ grandes problemas, grandes soluciones”.

Aquí te enumeramos 5 problemas de un negocio para los que el Big Data tiene una solución.

Falta de espacio

No hay límite más que tus necesidades: clientes, número de operaciones, tipo de operación, citas de negocios, presupuestos, nóminas… la lista puede ser interminable, por eso hay que tener la capacidad necesaria para almacenar, y la única respuesta no es física sino virtual, primero, porque la información ya está en soportes digitales y, segundo, porque la información que se genera hoy, si pudiera ser de papel, no habría espacio que la aguantara.

Inseguridad

Ahora bien, si información es poder, también es valor. Tenemos, por ejemplo, la base de datos de todas las tarjetas de confianza o de cliente consentido de un supermercado; la cantidad de información que guardan no sólo implican un responsabilidad legal, sino también un gran atractivo para los hackers. Los ecosistemas Big Data tienen soluciones de seguridad que, además de la tranquilidad de saberse en lugares seguros, te permite precisamente ofrecerles tranquilidad a las personas con las que trabajas o haces trato de negocios, a cualquier nivel.

Desorden

Sabemos entonces que tienes la información que necesitas y que está bien resguarda. Pero no basta con eso porque, como te dijimos al principio, lo que importa es qué haces con esa información. Ya no digamos a diario, sino cada minuto, cada segundo, tu organización está recibieron información y es necesario procesarla, pues de otra forma puedes no dar con ella y resultará como si nunca la hubieras tenido, porque la información es para usarse.

Lentitud

Tiempo es dinero y las soluciones que ofrece el manejo de Big Data se basan precisamente en eso, pero también en la velocidad de respuesta. Puedo tener la mayor capacidad de almacenamiento, con datos bien clasificados y ordenados, pero cuando, por ejemplo, intento hacer una transacción simple, como una nota de venta, y respuesta es lenta, puedo generar inconformidad en mi cliente y no hay nada que pueda impactar más en mis ventas o servicios que un consumidor insatisfecho, por la razón que sea y que esté en mis manos evitarla.

Indecisión

La información es útil para muchas cosas, pero principalmente la enfocamos en la toma de decisiones, ya sea desde la simple respuesta que le daremos a un cliente o proveedor hasta la apertura de nuevos puntos de venta o líneas de producción. Ese espectro tan amplio no es tan sencillo se “controlar” si no tenemos las herramientas de Big Data, y eso no puede llevar mucho tiempo para pensar. Si nosotros tenemos los datos necesarios para el tipo de decisiones que debemos tomar, el tiempo es acorta y la respuesta puede, incluso, ¡ser automática!

Trabajar en ecosistemas Big Data ayuda a las organizaciones y empresas a darle el mayor aprovechamiento a sus datos y, sobre todo, a encauzarlos. Así, es posible encontrar nuevas oportunidades de crecimiento, de negocio, más clientes, mayor satisfacción, ahorro de costos. Pero la mejor manera de saber en todo lo que Big Data puede ayudarnos es incursionar en eso, y hay expertos que pueden guiarnos de acuerdo con lo que el negocio requiere.

Un experto en Big Data siempre tiene una respuesta para tu negocio porque ya no hay organización que sea ajena al manejo masivo de información, al menos no aquella que quiera sobrevivir porque ya sólo tener la información no es poder: ahora, hay que usarla.